Hay un crowdfunding para ti

viernes, 15 de abril de 2016|3:03


Hace tiempo que vengo interesándome por cómo está cambiando el sector de la financiación privada de empresas, sobre todo en lo que respecta a las startups. Y cuál es mi sorpresa, que cuanto más leo e investigo en este campo, más me reitero en que las nuevas fórmulas para la captación de recursos económicos para las empresas se siguen basando en dos principios clave: la confianza y la rentabilidad.


Por supuesto que no estoy descubriendo la pólvora, ya que son condicionantes que todos tenemos en mente, pero lo que sí me sorprende, es la fuerte dependencia que siguen teniendo los proyectos empresariales de las aportaciones que realice su círculo más cercano y un ejemplo claro lo hemos detectado en las campañas de crowdfunding, donde la implicación de los promotores, su familia y amigos puede condicionar la consecución de la financiación deseada.

Por tanto, si en tu búsqueda de financiación has contemplado la presentación de tu proyecto empresarial en una plataforma de crowdfunding, es necesario que tengas en cuenta lo que supone esta alternativa y valorar si encaja con tu planteamiento inicial.

La microfinanciación colectiva (crowdfunding) remite generalmente a una convocatoria pública destinada a recaudar fondos para un proyecto específico Comunicación de la Comisión Europea

Si bien se diferencian varios tipos de crowdfunding:
  • de donación: enfocado principalmente a proyectos solidarios humanitarios
  • de recompensa: en el que una persona hace una aportación a cambio de una compensación no dineraria
  • de inversión (Equity Crowdfunding): basado en la aportación dineraria a una empresa a cambio de una participación en su capital
  • de préstamo (Crowdlending) : préstamo de dinero a una persona, empresa o proyecto con la obligación de devolver el dinero con un calendario de pagos concreto y añadiendo el tipo de interés pactado
Las Spin-off o futuras Spin-off que se encuentren en un proceso de búsqueda activa de financiación y en fases iniciales de su desarrollo, deben decantarse principalmente por dos alternativas: el Crowdfunding de Recompensa y el Equity Crowdfunding.

Si vuestra apuesta es por el Crowdfunding de recompensa, es importante tener en cuenta la necesidad de un elevado número de “mecenas”. Según un informe elaborado por la Universidad de Cambridge y Ernst&Young en el que analizan la situación del Crowdfunding en Europa, entre otros datos relevantes, hacen referencia a una aportación media en una plataforma de recompensa de 80 € por cada persona interesada.

Como para una empresa de nueva creación será más complejo generar recursos desde el inicio que le permitan devolver un préstamo, es habitual que las Spin-Off se inicien en el crowdfunding a través del equity crowdfunding, postergando el crowdlending a una siguiente fase de consolidación. Ambos tipos de plataformas de crowdfunding operan en España siguiendo la regulación marcada por la Ley de Fomento a la Financiación Empresarial

Sea cual sea la alternativa elegida, la clave para conseguir la financiación deseada será analizar en profundidad las condiciones y características de la Plataforma de Crowdfunding en la que presentar la empresa y reflexionar acerca de cuál será vuestra implicación en la campaña de Crowdfunding, tanto económica como personal.

En el siguiente post profundizaremos en ambos temas pero os dejo para el debate la siguiente reflexión, ¿Cuáles pensáis que son las ventajas del crowdfunding frente a otras herramientas de financiación?¿Aporta alguna ventaja más que la meramente económica?

2 comentarios:

  1. Muy interesante el artículo, enhorabuena Nuria. En cuanto al principio: el perfil de los inversores te han faltado los "fools" para completar las míticas 3Fs: Family, Friends and Fools. Parece que la tecnología sólo ayuda con el canal, el resto cuesta más cambiarlo.
    En cuanto al debate propuesto, para empezar, creo que sirve como "experimento" para sondear el posible mercado, ya que normalmente las campañas van dirigidas a posibles usuarios interesados en el servicio.
    Por otro lado, los datos obtenidos son más fiables que un simple "me gusta", por motivos obvios.
    En cuanto a a las recompensas, pueden usarse para ver qué tipos de valores añadidos pueden ser de más interés para el público al que va dirigido y puede dar orientaciones a posibles futuras campañas de promoción.
    Dependiendo de la fase en la que se haga la campaña, puede ser un buen medidor del momento en el que se encuentra el proyecto y su tracción entre los "early adopoters".
    En fin, desde mi punto de vista, es una experiencia muy recomendable de la que siempre se puede aprender algo, y en las startups, de lo que se trata al principio es de aprender, rápido y barato, de eso no cabe duda... ¿ o si ? pero ese me temo que ya es otro debate ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Esteban, tus reflexiones son perfectas para introducir la segunda parte de este post en el que seguiremos profundizando en los condicionantes del crowdfunding como herramienta de financiación temprana y sus otras virtudes que espero que otros lectores también se animen a contar.

      Eliminar